Salir del Sandbox de Google

google sandbox

Recientemente tuve que sacar a un proyecto del efecto Sandbox de Google y estos son los pasos que realicé:

1. Corrección de todos los errores que pudiera tener el sitio web o pudieran estar afectando (Guiado principalmente por Webmaster tool, herramienta imprescindible para cualquier empresa de Internet).

2. Cambio de todo el sitio a un nuevo servidor con diferente IP al anterior.

3. Generación de nuevo contenido.

4. Generación de nuevos enlaces entrantes al sitio de calidad.

5. Re diseño del sitio web.

6. Solicitud de re consideración a través de google webmastertool.

A todo esto existía una alternativa, que habría sido meterle un 301 al sitio web, es decir, matar el proyecto anterior y tener que empezar uno nuevo. Sin embargo, se decidió continuar con el anterior, pues se le había dedicado bastante trabajo y por suerte  gracias a una gran labor enfocada correctamente hacia la solución del problema, “tan solo” dos meses después aproximadamente, la web volvió a recuperar prácticamente todo su tráfico. Perdió algunas posiciones en las búsquedas de larga cola, pero subió bastante por las palabras clave de referencia del sitio web, que son las que más tráfico atraen y por tanto más competencia existe.

Ahora el trabajo se debería centrar en seguir generando nuevos contenidos y seguir consiguiendo enlaces de calidad relacionados de manera progresiva en el tiempo…

Bueno, ahí queda reflejada la experiencia. Espero que no, pero si tienes la mala suerte de caer en un sandbox y necesitas ayuda para resolver alguno de estos puntos concretos o todos, puedes contactar conmigo desde aquí para que te ayude como consultor de marketing online a solucionar el problema en cuestión, ya llevo unas cuantas webs sacadas de entuertos.

Y haciendo un símil, se podría decir que estos casos es casi casi como ir al taller a que el mecánico te arregle el coche cuando en mitad de la autopista a 180km/h empezó a salir una nube de humo procedente del motor. Dicho esto… Buen fin de semana :) Hasta pronto!

Escribe un comentario

*