La pérdida de poder adquisitivo de los españoles

Otra cosa que me llamó mucho la atención del viaje a Alemania es que tenían los precios igual o más baratos que en España en prácticamente todos los productos. Es decir, los españoles con sueldos más bajos de media pagan más por los productos del día a día que los alemanes, siendo que estos cobran 2 o 3 veces más de media. Increible, triste y sin sentido, pero es así. Y a esto hay que añadirle el subidón de impuestos en España experimentado en la última legislatura, que lógicamente empeora todavía más la comparativa.

Escribe un comentario

*