La bolsa: El efecto anticipado de la economía real

En Agosto de 2008 la economía mundial se pegó el batacazo, las principales bolsas entraron en depresión con bajadas espectaculares donde algunos inversores salieron huyendo espantados del mercado bursátil a valores refugio y otros muchos se pillaron los dedos pensando que la situación era temporal y mejoraría en unos días, meses… tal vez años… consolándose a sí mismos con la idea de no vender, para no encajar las pérdidas del gran deterioro que sus activos inflados acababan de sufrir. Pues bien, han pasado 3 años desde entonces y estos días de primeros de Agosto de 2011 me ha recordado al inicio de la depresión de por aquel entonces.

La bajada brutal de los índices bursátiles motivada por las dudas depositadas en economías como la Española o Italiana, para salir de la crisis, así como el aumento del techo del endeudamiento Estadounidense con objeto de poder seguir hacia adelante y poder hacer frente a su pagos, han tenido como consecuencias directas: la subida de la prima de riesgo de los bonos de estos dos países europeos, haciendo que les cueste mucho más financiarse y ralentizado todavía más su recuperación, y en el mismo sentido el excesivo gasto público también le ha pasado factura a la primera economía del mundo, llegando al punto de que por fin una agencia de rating se haya atrevido a indicar que la situación de seguir haciendo crecer la deuda Estadounidense de manera ilimitada no era lo más indicado para lograr la tan esperada recuperación, sino que se trataba de una huida hacia adelante frente al verdadero problema al que se enfrentaba la economía de EEUU, que es lograr sanear sus cuentas, reduciendo el déficit público y aumentando sus ingresos.

Así pues, este deterioro en la calificación de los bonos emitidos para financiarse hará que como a Italia y a España, a EEUU le cueste más dinero financiarse y que su demanda se contraiga afectando a la economía del resto de países con los que comercia. Ante esta noticia de gran calado. Estos días todos andan asustados porque hay grandes incógnitas acerca de qué es lo que ocurrirá esta semanas. Y es que tal vez nos estabilicemos al son de cómo vayan surgiendo las bien o mal intencionadas noticias, y el comportamiento de los cuidadores de los títulos del mercado (hasta que les siga quedando líquido para re-comprar acciones propias) o tal vez sigamos la tendencia bajista… y entonces tengamos un nuevo batacazo tan solo tres años más tarde, después de haber gastado unos cuantos importantes cartuchos por el camino.

tasa de paro

(Véase los gráficos de los bajonazos en la bolsa con la correlación del incremento del paro, unos 9 meses después, para el caso de Agosto de 2008 que señalo ¿Pasará lo mismo dentro de 9 meses?)

evolucion ibex 35 ultimos 5 años

Si nos vamos por el primer camino, la cosa en España seguirá más o menos como ahora, no creando empleo pero tampoco destruyendo mucho más del que ya se ha destruido. Pero si nos vamos por el segundo camino, entonces, si algo tengo claro, es que la bolsa actuará como efecto anticipado de la economía real y tocará agarrarse los machos porque dentro de 9 meses veremos algo parecido a lo que sucedió en 2008, caída brutal sobre el nivel de actividad económica actual y en consecuencia incremento del desempleo todavía mayor, que dado que ya no hay dinero para fomentar el gasto público productivo y la deuda no puede engrosar más, implicarán medidas aceleradas de recorte y reformas de gran severidad que afectarán a muchas más familias en España.

Esperemos que los milagros sí existan y esta panda de incompetentes que de forma acelerada han empobrecido a España y a sus ciudadanos pierdan el sillón el 20 de Noviembre y con duras medidas, ya que no cabe alternativa, por lo menos, logremos salir de esta situación económica tan negativa en la que nos han metido, aún a costa de perder parte de los grandes privilegios de la Economía del Bienestar que como país habíamos logrado conseguir durante años de esfuerzo.

Tesón, esfuerzo y mucho ánimo empresarios para estos tiempos que se avecinan, porque el mundo es muy grande y cuando la demanda interna flojea, solo queda decir, que hay otros muchos países en los que vender y que tenemos empresas capacitadas que perfectamente pueden hacerlo. Así que, si estás dentro de este grupo que todavía no lo ha hecho, ya no valen las excusas, si el panorama pinta así, no hay vuelta atrás, hay que salir a por todas a nuevos mercados en crecimiento.

0 Respuestas a “La bolsa: El efecto anticipado de la economía real”


  • Sin comentarios

Participa con un comentario

*

Current ye@r *